The year starts in Marzo… do it well.

A raíz de una ocurrencia que tuve durante la semana, la frase “que lateras somos, a todas nos gusta lo mismo” me quedó dando vueltas la idea y eso en relación a ciertas situaciones de los últimos días desembocó en lo que viene a continuación

Primero dejenme explicarles a base de iconos el concepto de la frase “Que lateras somos, a todas nos gusta lo mismo” Digamos que a grandes rasgos, a nivel facebook, todas nos vemos iguales, la misma música, “Karl Who?” en todas partes, Ryan Gosling como amorcito secreto, las que somos un poco más fuertes (en el sentido de decibeles)  Natalie Portman, Kate Moss, Ash Stymest,  las que son más suavecitas anti todo y pro todo en una manera alternativa, Zooey Deschanel, Antiromances en todas partes, frases inspiradoras (que generalmente son las cosas que no nos atrevemos a decir), tumblr, polyvore, amamos a M.A.C, odiamos la Shala Bota, una debilidad por la compra más grande de lo que nuestro orgullo de independientes nos deja admitir,  de pronto tenemos un sentido de la moda maravilloso y el arte nos fluye a caudales. Expertas críticas de nuestras semejantes (heme aquí con el tejado de vidrio que se desmorona), streetstyle, coolhunter, The Sartorialist, Alexa Chung, Vogue, etc.. son parte de nuestro vocabulario base, nos comemos un par de zapatos semanal a base de Starbucks y nunca nada es suficiente. Tenemos variantes, obvio, pero seamos honestas.

Y ahora con esta base continúo.  Lo sé, todos tenemos nuestro sello particular, algo especial y característico que nos hace copos de nieve (todos diferentes) pero cada vez hacemos más compleja la tarea de encontrarnos bajo ese enorme “layering” de cupcakes, revistas, editoriales y demases para quien nos quiere conocer.

Tengo la certeza personal de que si me sacan todo el layering sigo siendo alguien, tengo un hijo y ser madre, ya la sola palabra te regala una entereza y autentisidad inamovible (estoy salvada) , tengo un centro que me obliga a todo, pero esa no es la suerte de todos, las que si, entenderán lo que digo y tengo la suerte de rodearme de personas enteras y por cosas de la vida comenzar a relacionarme con lindas personitas auténticas y honestas.  Pero, digamos que no es el caso,  la manía atroz de autotitularse profesionales de la moda (abiertamente les digo, no me las doy de tal)  hacerse de títulos porque les dijeron que tienen talento, creerse mejor que el resto y mirar despectivamente a quien no entiende el significado de frases como “Man Repeller Alert” o que “CQC” no es un programa de T.V si no que las siglas de un buenísimo blog. (No sabes de cuál blog hablo? shame on you hahaha kidding….half way)

Gracias a mi Madre, gran artista de la vida, mujer preciosa y sensible, he aprendido a no perder el sentido de lo que es realmente bello, de las armonias incorrompibles, las formas, cosas que he podido aplicar  a lo largo de mi vida en piano, escultura, fotografía, cosmología, estética, diseño, etc y mi obra maestra, mi pequeño príncipe, pero veo que eso se está perdiendo, el sentido real y honesto de las cosas, cosa que también me pasa, es como si alguien nos hubiese instalado a una Blair Waldorf que si no aprobamos, no podremos sentarnos en su escalón de la escalera del mundo.

Las cosas no se demuestran con palabras, que tu lo digas no significa nada, que yo lo diga tampoco, se requieren hechos para tener éxito, si no, en algún minuto todo se desmorona y poniéndome seria, les digo, nos digo, preocupemonos de la realización personal, de esa que nos deja dormir tranquilos con la cabezita liviana, que nos da sonrisas indestructibles y peso en la tierra. Teniendo eso, nos damos cuenta que esa es la realización que todos pueden ver, que perdura en el tiempo y que no destruye ni critica a nadie.

Tengo un blog, cosa muy autorreferenciál, pero eso es algo intrínseco en mi personalidad, me río de mi misma y no le quiero vender ni una pomada a nadie y me parece que por este medio a varios les llegara este mensaje. Todos sabemos donde nos caemos, no hay necesidad de subrayarlo, pero si de tener el coraje de mirarse al espejo y dejar de gritar para afuera lo que debería ir para adentro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s